155

El minicargador de elevación radial JCB 155 con plataforma pequeña tiene una capacidad  nominal operativa de 703 kg e incorpora nuestro exclusivo brazo único y cabina con acceso lateral. El motor Perkins de 44.7 kW que incorpora el 155 ofrece unas características más que probadas; se ha diseñado en EE. UU. (cuna del minicargador) para proporcionar el máximo nivel de comodidad, seguridad, economía, productividad y durabilidad.

El 155 proporciona, de media, un 60 % más de visibilidad y un 46 % más de espacio en cabina que los minicargadores compactos de otros fabricantes, además de otros muchos beneficios. Como controles ergonómicos, un brazo potente extremadamente resistente y un bajo costo de operación.

Características

  • Seguridad líder en su clase
  • Visibilidad líder en su clase
  • Cabina ergonómica, grande y cómoda | Facilidad de mantenimiento líder en su clase
  • El costo de mantenimiento más bajo

Specifications

Potencia neta del motor
44.7kW

COMODIDAD PARA EL OPERADOR

Mantener a los operadores cómodos, atentos y productivos es primordial; por eso hemos diseñado el minicargador 155 con una cabina un 46 % más espaciosa que la del modelo más próximo de la competencia. El asiento de serie cuenta con suspensión mecánica y con un cargador de 12 V, paneles de control fáciles de leer y un acelerador manual electrónico.

Los controles eléctricos hacen que el manejo sea suave e intuitivo; al fin y al cabo, deseamos que el minicargador JCB 155 sea el predilecto de los operadores por su comodidad.

FACILIDAD DE MANTENIMIENTO

Hemos diseñado el minicargador JCB 155 para facilitar su mantenimiento y garantizar el menor tiempo de inactividad posible. En primer lugar, el motor montado longitudinalmente permite un acceso sencillo a la correa de transmisión y los componentes asociados. A esto se suma un 30 % menos de puntos de engrase que un minicargador convencional de doble brazo y elevación vertical.

Hemos instalado placas de limpieza del chasis delantero y trasero, con un punto de drenaje de líquido en el trasero, así como juntas tóricas en todas las conexiones hidráulicas. Excelente acceso de servicio a través de la puerta de servicio trasera y del sistema de refrigeración basculante con amortiguador.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que este minicargador compacto de plataforma pequeña tenga, de media, un mantenimiento un 21 % más fácil que las máquinas de otras marcas, según las calificaciones de las auditorías de mantenimiento SAE. Y aún hay más.

PRODUCTIVIDAD

No existe un minicargador compacto más productivo que el JCB 155. Las cifras hablan por sí solas: reduce el costo de operación un 16 %, en comparación con su competidor más cercano; tiene una mejor calificación de mantenimiento SAE; permite ahorrar más de 2450 litros* de combustible al año e incorpora un émbolo de carga de alta resistencia con un tamaño casi 3 veces mayor que el del modelo más próximo de nuestro principal competidor.

El brazo PowerBoom también cuenta con enganches rápidos mecánicos y acopladores auxiliares de serie. En resumen, ofrece la máxima productividad que se le puede pedir a un minicargador compacto.

* Basado en 50 semanas por año y 35 horas semanales.

RAZÓN N.º 2

Un 60 % más de visibilidad desde todos los ángulos en comparación con un minicargador y cargador de orugas medio de doble brazo

Reduce las posibilidades de costosas reclamaciones a las compañías de seguros

Aumenta la productividad al reducir las dudas del operador e incrementar su confianza

SEGURIDAD

El minicargador JCB 155  se ha diseñado pensando, sobre todo, en la seguridad. El exclusivo diseño del brazo de carga único PowerBoom permite que los operadores accedan a la máquina por un lado, lo que evita el peligro de patinazos o aplastamientos, así como el contacto con el brazo de carga o sus aditamentos.

Dispone de un 60 % más de visibilidad que un minicargador común gracias, en parte, a la torre trasera única de perfil bajo y a la ausencia del tubo de par trasero de grandes dimensiones que se usa habitualmente.

Cuenta con un parabrisas delantero que se dobla para servir como salida de emergencia y un retrovisor estándar. Además, el depósito de combustible está integrado en el chasis del minicargador para una mayor protección y las mangueras se encuentran en el interior del brazo PowerBoom, a fin de evitar posibles daños.