La historia de JCB es una historia de innovación, ambición y mucho trabajo. Desde sus modestos comienzos en 1945 como constructora de remolques basculantes agrícolas hasta llegar a ser la empresa de fabricación líder en el mundo en la que se ha convertido, JCB ha ido superando continuamente sus límites gracias a nuestro deseo de ser los mejores. El lema de Joseph Cyril Bamford, mi padre y fundador de la empresa, era: “Nunca estoy satisfecho”, y tenía razón, nunca estamos satisfechos con nuestros logros. No obstante, opino que incluso él se asombraría de lo que ha llegado a ser esta empresa. Actualmente tenemos 22 fábricas en 4 continentes y más de 750 distribuidores en todo el mundo.

Esta es una época emocionante para nosotros. En solo 67 años, hemos pasado de ser una sola persona trabajando en un taller de Uttoxeter a convertirnos en una importante marca reconocida en todo el mundo por su espíritu innovador. Todo esto se lo debemos a nuestra gente: una sólida plantilla de 10 000 empleados que conforman la familia JCB, de la que estamos muy orgullosos. Nuestros logros en estos 67 años han sido considerables, pero en JCB creemos que hay que mirar siempre hacia delante, centrados en la siguiente creación, en el siguiente nivel de éxito. Mientras usted lee estas líneas, JCB sigue innovando y superando los límites de la investigación y el desarrollo, sobre todo en materia de sostenibilidad, ya que los costes energéticos y las emisiones son un aspecto que cobra cada vez más importancia a la hora de adquirir maquinaria. Muchos de nuestros clientes tendrán que reinventar sus negocios para cumplir los nuevos estándares de construcción y la legislación sobre emisiones, y nosotros estaremos allí para ayudarles durante todo el proceso, como siempre hemos hecho.

Dedique un minuto a leer los hitos de innovación que hemos establecido durante décadas en el menú que figura a continuación.

Anthony Bamford

Presidente de JCB

 

Hitos de innovación

  • 1949: La cargadora JCB Major revoluciona el sector agrícola
  • 1952: Nace la retrocargadora JCB, junto con la excavadora Mk 1
  • 1963: La JCB 3C lleva el rendimiento de las retrocargadoras a nuevos niveles y se convierte en un clásico por su diseño
  • 1964: La JCB 7 se convierte en la primera excavadora de orugas de JCB
  • 1971: La cargadora hidrostática de orugas JCB 110 es la prueba de nuestro espíritu innovador
  • 1977: La manipuladora telescópica JCB 520, un concepto nuevo, arrasa en el sector
  • 1980: La JCB 3CX supone la mayor inversión del sector de la construcción en una sola máquina
  • 1990: El JCB Fastrac se convierte en el primer tractor de arrastre de alta velocidad del mundo con suspensión total
  • 1993: La minicargadora JCB Robot se convierte en la más segura del mundo
  • 1997: La JCB Teletruk arrasa en el sector
  • 2006: Dos motores diésel JCB 444 alimentan el JCB Dieselmax, que bate el récord mundial de velocidad terrestre para vehículos diésel  
  • 2010: Las máquinas JCB Eco suben una vez más el listón en lo que a eficiencia y productividad de la maquinaria se refiere